Sara

Autores.

Garth Ennis y Steve Epting.

Publicado por.

Evolution – Panini Cómics.

Sinopsis.

1942. La Rusia ocupada por los Nazis. Lucha duro. Dispara a matar. No dejes que te atrapen con vida. Sigue a un equipo de francotiradoras rusas mientras derrotan a los invasores alemanes durante una brutal campaña de invierno.

En el año 1942 un grupo de francotiradoras hacen frente a la ocupación alemana del frente oriental. El avance de la maquinaria de guerra nazi parece imparable y el alto mando soviético deposita gran parte de su esperanza en las miras de nuestro grupo de camaradas femeninas.

Esta división es solo una de las muchas que participaron en el conflicto armado por antonomasia de nuestra era más reciente, llegando a participar más de 2000 mujeres francotiradoras en las filas de la hoz y el martillo.

En esta división se encuentra Sara, una joven y entusiasta tiradora que, de lejos es la más capaz del grupo en cuanto a eliminar kartofen se refiere. Sara tiene el dudoso honor haber eliminado cientos de objetivos gracias a su adiestramiento, una disciplina de hierro y una puntería excepcional, la motivan la rabia y la ira y por eso es una fuerza imparable del blanco soviético.

En esta obra magníficamente detallada vemos la crudeza de la guerra y el menoscabo de la mujer, aún tratándose de activos especialmente valiosos como es este caso. En la guerra no hay lujos, no para la inmensa mayoría, pero a estas chicas les han dado un hospedaje en una casa con un tanque incrustado ya que, la creencia popular es que si el tanque se quita, la casa se viene abajo.

La historia se desarrolla a través de una estructura helicoidal que intercala el presente con fragmentos del pasado que ponen – a través de sus pensamientos – en contexto la situación de la protagonista, sus hábitos de caza, la rabia que la motiva para salir a matar, para sobrevivir, la forma de ver al enemigo como algo que no es humano y que simplemente hay que matar, hasta el origen del conflicto con alguna compañera sobre su costumbre de dejar granadas trampa bajo los cadáveres alemanes.

Las hazañas de Sara y de esta división de tiradoras eliminando kartofen, lleva al enfrentamiento entre francotiradores del frente soviético y de la Wehrmacht, el alto mando nazi envía a un tirador de élite a cazar a una mujer que ha causado más de 300 bajas entre las filas alemanas a la que han apodado La Zorra Roja – inspirado en la figura de La Muerte Roja, Lyudmila Pavlichenko – Esta supuesta mujer es, sin duda, la suma de todas que forman la división y que, en la confusión de la batalla y añadiendo algo de mítica se ha convertido en una sola para el bando alemán, convirtiéndose en un problema que hay que solventar.

A lo largo de la historia vemos cómo se van poniendo a prueba las distintas estrategias de caza en ambos bandos y cómo funciona la mecánica de la guerra con todas las emociones que rodean a cada batalla, la espera previa, el no saber a quién vas a ver mañana o si es tu útlimo día.

El dibujo es muy bueno, desde esta obra, Steve Epting se ha convertido en uno de mis artistas favoritos (no es que no lo conociera, pero por motivos evidentes ahora los nombres de autores tienen un grado más de relevancia en mis lecturas), le va como anillo al dedo a esta obra, la narrativa no es particularmente destacable en cuanto a composición se refiere aunque dista mucho de ser mediocre, la disposición de viñetas es simple, pero cada una de ellas es digna de ser observada su buen par de minutos, están llenas de detalles y de precisión histórica.

El guion está perfectamente estructurado, es sencillo de leer y de seguir. En esta obra vemos de una forma muy general cómo la guerra arruina las vidas de las personas, estén o no luchando. La manipulación política, el tormento de los combatientes, sus motivaciones para combatir, el fanatismo, el sufrimiento, el dolor…

Alerta spoilers!

Me gusta particularmente cómo rompe la mítica de estos héroes fruto de la propaganda partidista donde se registraban francotiradores con centenares de bajas confirmadas, este es un punto de vista bastante explotado ya por la literatura, los libros de divulgación o mismo el cine, pero esta aproximación más realista acerca la obra al lector gracias a la visión de que quien lucha en una guerra no son más que personas que sobreviven un día más y que un hecho así puede afectar a cualquiera.

Llegada la conclusión de la obra, y aunque no tiene nada que ver, me gusta pensar – aunque no se dice en ningún momento (creo) – que el francotirador alemán es Heinz Thorvald, un supuesto mayor de la Wehrmacht, o Matthäus Hetzenauer – otro de los francotiradores más famosos del Reich.

En cualquier caso, y aunque no me ha decepcionado la obra en absoluto, me hubiese gustado más ver el hostigamiento a la división soviética con la caza a alguna otra de las mujeres del grupo, o algo que justifique la supervivencia de Lydi – ya que en teoría se trata de la francotiradora apodada La Muerte Roja, con más de 300 muertes confirmadas -. Pero esto es una apreciación personal que nada desmerece la obra.

Conclusión.

Me ha gustado mucho la obra, el dibujo es perfecto para ella, la falta de onomatopeyas no resta expresividad a la narración en absoluto, de hecho, es muy probable – si sueles consumir cine bélico – que tu cabeza complete los sonidos de las explosiones, disparos, pisadas o el propio viento.

Garth Ennis nos trae junto a Epting una obra bélica muy recomendable que transmite fielmente – dicho desde la ignorancia – las sensaciones de estar en medio de un conflicto armado. Por todo esto y mucho más si quieres leer un cómic bélico, crudo, bien dibujado, bien guionizado y que te erice la piel en más de una ocasión te recomiendo comprar Sara, un cómic BUENO, BUENO.